223 472 7657

Av. Juan B. Justo 3755 - Mar del Plata - Buenos Aires - Argentina

Editorial / Eduardo Coppola


El Momento de aplicar la ley


Invitado por los directivos del Diario La Vanguardia de Balcarce, el Secretario General de nuestro Sindicato emitió su opinión sobre el conflicto en la Cooperativa.

Dijo Abraham Lincoln “se puede mentir a pocos mucho tiempo o a muchos poco tiempo pero nunca se le puede mentir a muchos mucho tiempo”.
Es hora de que se sepa por qué se está llevando a cabo el paro y la toma del predio de redes de la Cooperativa “Gral. Balcarce” por parte del Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata.
Son dos los motivos a saber: - cambiar el Consejo de Administración de la Cooperativa, inaudito si se piensa en un gremio tratando de digitar la patronal (o lo que es peor tratando de ser patronal); -el peor de los pecados para un gremio, y el peor de los motivos, esta huelga tiene por objetivo que seis compañeros sean despedidos porque no comparten su ideología. Se intenta ahora desplazar la culpa a nuestros afiliados queriendo responsabilizarlos por los atentados sufridos, cuando son ellos los que quitando horas a su descanso o su familia trabajan denodadamente para que se siga prestando el servicio.
El Sindicato Gral. Pueyrredon y sus afiliados son los que en este tiempo de huelga salvaje han intentado mantener el servicio eléctrico en la ciudad de Balcarce, no por ellos, ni por la Cooperativa, sino por todos los habitantes de esta ciudad.
Se han enfrentado a insultos, atentados, golpes, amenazas de muerte y todo tipo de agresión, pero todo esto bien lo vale si Balcarce puede seguir teniendo provisión de electricidad.
Pero nadie nos ayuda, la Justicia “dialoguista” acepta que esto pase, las autoridades “dialoguistas” aceptan que esto pase, ¿cuándo se van a dar cuenta que terminó el momento del dialogo y llegó el momento de aplicar la ley? ¿Cuántos atentados más como el del día martes 15 podrán sostener nuestros trabajadores?
Todos hablan de dialogo, pero a nuestros afiliados nadie les habla, los golpean, les ponen bombas incendiarias, los amenazan de muerte, etc., etc., etc.
Un 20 por ciento de compañeros trabajan para ustedes, con pocos medios, pocas herramientas y poco descanso, pues nadie se anima a ir al predio tomado a recuperar las herramientas y los vehículos necesarios para el trabajo diario.
No es un sector el que está tomado, es la ciudad de Balcarce que ha sido sitiada y pende de un hilo la posibilidad que quede a oscuras.
Todos “dialogan”, cuando nos sea imposible seguir esta lucha, quedara en todos la idea que “…tendríamos que haber hecho algo antes…” pero va ah ser tarde: ya estará la oscuridad.

Diario La Vanguardia (Balcarce)
Diciembre 2009